Preparación de fotografías antes de su impresión

Preparación de fotografías antes de su impresión

Preparación de fotografías antes de su impresión
29th septiembre, 2016

Actualmente, nuestras fotografías son digitales y en ocasiones resulta un desastre “revelarlas”. Pedimos que nos las impriman o las imprimimos nosotros y no prestamos atención al formato en el que se encuentran y, a veces, nos quedan bordes blancos o se cortan por algún sitio, o el resultado final nos decepciona. Por ello, hoy queremos ofreceros unos consejos para preparar las fotografías y que al imprimirlas queden perfectas.

Cuando ya tenemos la fotografía lista, es decir, ya le hemos aplicado los retoques que queríamos hacerle, como los ajustes de niveles, de color, máscara de enfoque, etc.; elegiremos el formato en el que queremos imprimirlas.

Hay que tener cuidado con este paso, ya que las cámaras compactas no tienen la misma proporción que las cámaras réflex (3:4 o 2:3, respectivamente).

Por estos motivos, es fundamental comprobar cuál es la proporción de nuestras imágenes, y entonces podremos elegir entre la gama de tamaños adecuados, por ejemplo, 10×13 o 10×15, dependiendo del formato.

Después de haber elegido el tamaño, tenemos que preparar la foto con las dimensiones exactas, es decir, ni grande ni pequeña, sino con el tamaño justo del que queremos obtener la copia en papel. Esto podemos conseguirlo fácilmente con programas de edición de imágenes como, por ejemplo, Photoshop.

A continuación, debemos prestar atención a que la imagen tenga la resolución correcta, ya que, si es más baja de lo debido, la imagen puede aparecer pixelada al imprimir, o perder nitidez. Si es más alta no veremos cambios en la calidad, pero ralentizaremos el proceso ya que los archivos pesarán más de lo necesario.

La resolución que debemos tomar como estándar para imprimir cualquier fotografía es 300 ppp.

Cuando las fotos están ya listas, tenemos que guardarlas en un formato compatible con el laboratorio al que las llevemos o con la impresora. La mejor opción es guardar las fotografías en formato jpg. ya que no pesa demasiado y en cualquier sitio van a leerlo sin problemas, aunque este formato pierde un poquito de calidad. También suele valer el formato tiff, que, además, al guardarlo no afecta a la foto.

Preparación de fotografías antes de su impresión
¡Valora este post!
  • Archivos

  • Top Posts