Invención de la fotocopiadora

Invención de la fotocopiadora

Historia de la fotocopiadora
21st marzo, 2013

El fundamento de la fotocopiadora nació con la xerografía, el proceso de impresión que mediante electrostática  sirve para realizar la reproducción o copiado de documentos o imágenes en “copias secas”, en papel común en lugar de en caros papeles especiales, como contrapartida a las “copias húmedas” producidas mediante la mimeografia o los sistemas de revelado fotográfico.

La palabra xerografía significa “escritura en seco”. Derivado del latín xeros, seco, y grafos, escritura.

Lo que Bell es al teléfono—o, mejor dicho, lo que Eastman es a la fotografía—Haloid podría serlo a la xerografia

(Chester Carlson a Joseph Wilson en 1953)

El proceso xerográfico fue inventado en 1938 por Chester Carlson. Como asistente de un abogado de patentes se dio cuenta de lo ventajoso que sería poder hacer copias de documentos de una manera simple y rápida que los sistemas para tal fin no ofrecían entonces. Comenzó a experimentar con la electrostática y materiales fotoconductores (que modifican sus propiedades eléctricas ante su exposición a la luz) hasta lograr crear la primera imagen xerográfica.

En 1947  y tras perfeccionar el sistema del copiado xerográfico investigando en el Battelle Memorial Institute, vendió los derechos de desarrollo y comercialización a la empresa The Haloid Photographic Company, que fabricaba equipamiento y papel fotográfico. Ésta continuó desarrollando la tecnología hasta lanzar en 1959 una copiadora automática para oficinas, la Xerox 914, que hacía copias en blanco y negro sobre papel común de forma rápida. La revista Fortune la denominó «el producto más exitoso de todos los tiempos comercializado en los Estados Unidos de América».

The Haloid Photographic Company cambió su nombre a Haloid Xerox en 1958, y a simplemente Xerox en 1961, siendo el proveedor de fotocopiadoras más grande del mundo.

Invención de la fotocopiadora
¡Valora este post!
  • Archivos

  • Top Posts