Duración del tóner

Duración del tóner

Brother
7th noviembre, 2012

En demasiadas ocasiones se habrán encontrado con que un cartucho de tóner les ha dejado tirados con la sensación de que no ha rendido tanto como promete el fabricante en sus especificaciones. Pero, ¿sabemos qué prometen realmente?

Para precisar la vida útil del cartucho, entre otros métodos, los fabricantes solían indicar su duración aproximada en “páginas con una cobertura” de tóner determinada, usualmente al “5%”.

¿Qué significa esto? Un 5% de cobertura se refiere al porcentaje de la superficie cubierta de tinta o tóner en una hoja. En un texto serían los caracteres impresos, pero no el espacio entre ellos o su interior, por ejemplo, el de la letra “O” porque no hay tóner alli.

Página de ejemplo al 5% de cobertura

 

Usando este ejemplo, una hoja llena del mismo tipo de texto rondaría el 30% de cobertura. Una completamente negra sería el 100%.

El problema es que no todos los fabricantes empleaban la forma de medir, por lo que era imposible utilizar sus datos para comparar con total precisión diferentes marcas y modelos de equipos.  Y pequeñas variaciones como la resolución al imprimir, la densidad del tóner, el volumen y ritmo de impresión o incluso la temperatura y humedad ambientales pueden variar sensiblemente el resultado en pruebas aparentemente similares.

Para mejorar la fiabilidad a la hora de comparar entre los consumibles de diferentes proveedores, la mayoría de los fabricantes de impresoras han trabajado en colaboración con la Organización Internacional de Normalización (ISO) para crear diferentes estándares de medición del rendimiento de los cartuchos de equipos de impresión. Estos son ISO/IEC 19752 (para cartuchos de impresión láser monocromo), ISO/IEC 19798 (para cartuchos de laser color) e ISO/IEC 24711 (para cartuchos de chorro de tinta).

 

¿Cómo son estas pruebas?

Básicamente consisten en realizar, según la especificacíon de cada norma, la impresión continua de páginas de prueba concretas usando un mínimo de tres impresoras y varios juegos de consumibles para cada una, no suministrados por el fabricante sino comprados en el mercado a diferentes proveedores; imprimiendo en tamaño de papel en DinA4 o Carta, bajo unas condiciones determinadas y en un entorno controlado hasta que la impresión pierde calidad.

Ejemplo de página para el test ISO/IEC 19752

Ejemplo de páginas para el test ISO/IEC 19798

 

Para que las comparaciones de rendimiento sean válidas, todas se deben regir por el mismo estándar. El resultado de la medición realizada para un cartucho determinado utilizando la norma ISO correspondiente no puede ser comparado con los resultados arrojados por otras metodologías.

Concluyendo, es una herramienta útil para comparar con exactitud el rendimiento de los consumibles de diferentes fabricantes y hacernos una idea, pero no sirve para que conozcamos de antemano con total exactitud cuanto nos durará un tóner. Podemos agotarlos tiempo antes de lo especificado o pueden durarnos bastante más de lo estipulado, porque lo que imprimimos y las condiciones en que lo hacemos pueden variar mucho y probablemente no se parecerán al procedimiento seguido en los ensayos de ISO. Exactamente igual que ocurre en el mundo del automóvil cuando vemos la diferencia entre el consumo medio a los 100 km: podemos usarlo para comparar el consumo de diferentes coches, pero no ofrece datos precisos sobre el consumo medio que nosotros obtendremos en su uso real. Dependerá del estilo de conducción, la topografía, el  mantenimiento del vehículo, etc.

Duración del tóner
¡Valora este post!
  • Archivos

  • Top Posts